Félix José Bonilla Norat
Cayey, PR, 1912 - San Juan, PR, 1992

"Pintor, dibujante, educador y crítico de arte. Se inició en el arte bajo la dirección de Ramón Frade. Luego estudió en Massachusetts en la Escuela de Bellas Artes Childe Walker y en la Ernst Thurn Summer School con el pintor Hans Hofmann. En 1935 fue a Europa, becado por el gobierno de Puerto Rico, e ingresó en la Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid; también estudió en París con los artistas André Lhote y Othon Friez. Estudió muralismo en la Real Academia de Bellas Artes de Florencia y viajó por Europa. En 1950 regresó a la isla y fue cofundador del Estudio 17 con José A. Torres Martino. Fue también profesor de arte (1956-1975) en la Universidad de Puerto Rico y crítico de arte en la prensa (1976-1986). Su obra tomó diversas direcciones estilísticas y en los años setenta integró el surrealismo y corrientes de vanguardia como el arte óptico y el arte cinético a su pintura realista. Sus trabajos reflejan su particular interés por la figura humana y sus excepcionales dotes de colorista".

— Museo de Arte de Puerto Rico

"La cercanía del niño grande que es Félix Bonilla Norat nos dificulta ver la amplitud y profundidad del paisaje anímico de sus valores. Aún lo que repercute y domina el recuerdo de su personalidad es la impropia perspectiva con que se juzgan sus actos excéntricos. Porque la genialidad de Félix Bonilla está al margen del equilibrio centralizado, de la rutina mediocre de los conformados y atenidos al mundo de las convenciones. Bonilla supo salvar en su vida lo más preciado del valor que ésta nos brinda cuando se propuso para sí, como nos dice desde aún muy joven: 'Siempre he creído que el artista debe elevarse hasta el niño, como el niño debe mantenerse abierto a toda ráfaga renovadora de conocimiento, ser curioso, rebuscar las emociones; ser ingenuo, creer en Dios y en la bondad de sus hijos; ser un niño en todo. Si pierdo esa ingenuidad y esa curiosa frescura, ¿qué me queda?; la habilidad esquelética de los dedos, la esterilidad de una mano y unos ojos que en una ocasión tuvieron la visión de grandes cosas'".

— Osiris Delgado Mercado

"Investigar sobre el artista puertorriqueño Félix Bonilla Norat se convirtió en una gran satisfacción personal. Ocurre que cada una de las personas que conocieron personalmente a este artista tiene una anécdota maravillosa que contar. Entrevisté a algunos familiares y directores de Museo; al mencionar a Bonilla Norat, recibía una sonrisa de vuelta. Un maestro y un erudito del arte que entraba por la ventana del salón de clases en vez de por la puerta y se ponía a hablar de arte inmediatamente. Así era este gran hombre. Era un imán para los estudiantes y, según artistas entrevistados, un maestro excepcional de teoría del color.

"Colaboró también como profesor de serigrafía en la DIVEDCO, la División de Educación de la Comunidad y su interés en el desarrollo del arte en la isla lo llevó a formar talleres y organizaciones artísticas como la primera cooperativa que hubo en San Juan de escultores y pintores llamada Borinquen 12. Igualmente, como crítico de arte, colaboró por más de diez años en el periódico The San Juan Star.

"Cuentan que el artista trabajaba con materiales usados o viejos que él mismo recogía, por ejemplo de la playa, y los añadía a sus piezas. En una época en la que no se conocía de la instalación, y en la que a una pintura no se le añadían elementos fuera del canvas, Bonilla Norat experimentaba con nuevos lenguajes plásticos. Queda mucho por conocerse y por publicarse sobre esta figura, uno de los grandes maestros de arte que ha tenido Puerto Rico".

— Mariana García Benítez
Revista Galenus


Para más información visite monumentsmenfoundation.org
Bonilla Norat (extrema izquierda) con otros miembros de Monuments Men y representantes gubernamentales europeos con una obra de Goya recuperada.

Félix Bonilla Norat: Héroe de la postguerra

Bonilla Norat enlistó voluntariamente como teniente en el Ejército de Estados Unidos en febrero de 1942 y sirvió en el Cuerpo de Comunicaciones, destacándose dentro del selecto grupo llamado "The Monuments Men". Este grupo de 345 hombres y mujeres de 13 naciones tuvo a su cargo rescatar los botines culturales, históricos y artísticos que Adolf Hitler amasó ilegalmente durante la Segunda Guerra Mundial. Eran profesionales con pericia como directores y curadores de museos, historiadores del arte, artistas, arquitectos y educadores. Su misión fue simple: salvar los tesoros culturales de Europa tanto como fuese posible.

Durante el último año de operaciones el grupo rastreó, ubicó y más tarde devolvió más de 5 millones de piezas y artículos culturales hurtados por los nazis. Los rescatistas aliados permanecieron en Europa durante seis años después del final de la guerra para supervisar la complicada restitución de obras de arte hurtadas.

Por su labor en el equipo de los Monuments Men, el 22 de octubre de 2015 Bonilla Norat (póstumamente) y sus compañeros recibieron la Medalla de Oro del Congreso, el más alto honor otorgado por Estados Unidos a ciudadanos civiles. La ceremonia vino después de nueve años de esfuerzo para reconocer a estos héroes de la postguerra y después de la firma del presidente Barack Obama en junio del 2014.

© Sucesión Félix Bonilla Norat 1992-2016  |  Contacto: JLBB@FelixBonillaNorat.com  | Diseño-Mantenimiento: w@w originals